Visitar Kibera – El Slum más grande de África del Este

Visitar un Slum es algo que nunca va a dejar de ser polémico. ¿Está bien? ¿Tiene sentido? ¿De qué sirve? ¿Aportamos algo? ¿Qué ganamos y qué perdemos cuando visitamos un Slum? ¿Qué ganan y qué pierden ellos? ¿Qué es un Slum? ¿Por qué visitar Kibera? ¿Es algo armado o es real? Un sin fin de preguntas nos van a meter de lleno en pleno debate, y acá les comparto mi humilde opinión basada en mi experiencia.

¿Qué es Kibera?

«Kibera» significa «selva» o «jungla«, una denominación para nada agradable para referirse a este asentamiento informal que se encuentra ubicado en los suburbios de la ciudad de Nairobi, la capital de Kenia. Obviamente cuesta mucho acceder a datos precisos en lugares como este, pero se cree que acá viven al menos 1.000.000 de personas, lo que lo constituye en la barriada mas grande del este de África y probablemente junto a Soweto en Sudáfrica son las dos mas grandes del continente.

Entrando a Kibera
Entrando a Kibera

¿Cómo se puede visitar? ¿Es Seguro?

Acá ya entramos en las primeras polémicas, y si bien te pueden decir que visitarlo es seguro, mi opinión es que no lo es. No pienses que vas a ir en un tour «armado», o que como estás con alguien local sos intocable. De hecho, mi guía hizo subir a dos personas que actualmente viven en Kibera al auto y me decían que de noche ni siquiera ellos mismos pueden salir a la calle, por lo cual estar con un local no es garantía de nada. Ellos vieron con sus propios ojos como atacaban a gente y les sacaban lo único que tenían, sus ropas. Es que claro, le sacan todo a quien encima no tiene nada.

Tampoco piensen que se van a meter en un camino «turístico» o algo por el estilo, para nada amigos, estás en el medio de un asentamiento que da bastante miedo, y como si ya el color de piel no te delatara y te pusiera el cartel de «visitante», el barbijo lo hace aún un poco más obvio. Generalmente los tours se hacen con alguien que vive actualmente ahí, lo cual es importante porque te van a contar cómo y en qué condiciones viven, pero sepan que están en el ojo de la tormenta y no son ajenos a nada.

¿Por qué visitar Kibera?

Hay mucha gente que no le encuentra sentido a visitar lugares como este, pero yo personalmente si le veo algo de positivo, creo que es un cable a tierra muy fuerte, un cachetazo que te baja a la realidad de como vive un gran porcentaje del mundo. No pienses que exagero, hay mas gente que vive como ellos que como nosotros, entonces está bueno salir al menos por un rato de nuestra burbuja de oro y ver lo dura que puede llegar a ser la vida. En lo personal, me hace crecer, me hace ser mas agradecido y me hace valorar mucho mas lo que tengo, y mi pequeño granito de arena es que la plata que pago en el tour va a una persona que vive ahí y que con lo que le doy come por un mes entero. Creo que esta bueno salir de nuestra zona de confort y encontrarse con estas realidades tan chocantes.

Las calles internas de Kibera
Las calles internas de Kibera

¿Qué se hace en el tour?

En el tour lo primero que se hace es bajar los seguros del auto y adentrarse abordo del mismo por algunas de las calles principales. Sepan que van a tener muchos ojos encima, pero con esto vamos a tener un pantallazo rápido de como es el barrio y con qué nos vamos a encontrar. Luego, coordinamos con dos locales que se suben al vehículo, y sinceramente me cuesta respirar, el olor que traen es realmente muy pero muy fuerte y bajar las ventanas no es una opción. Andamos un poco más hasta que nos llevan al «patio central» del asentamiento, que como en todo asentamiento, es una enorme cancha de futbol 11. Ese parece ser el lugar ideal para dejar el auto y ahí arranca lo mas complicado, el recorrido a pie.

El corazon de Kibera
El corazon de Kibera

En nuestro caso fueron alrededor de 400 metros hasta que nos metimos en unas angostas calles que nos llevaban a la casa de estos dos chicos, Hendy y Dennis. Palanganas por el piso, ropa colgada por todos lados, agua estancada y moscas te dan la bienvenida en una calle que no parece tener una salida muy rápida. Subimos unas escaleras y estamos completamente a oscuras, rodeados de chapas que hacen de techo y de paredes. Se acaba de incendiar una casa a unos pocos metros, hecho que genera un caos y una muchedumbre desconmunal a muy pocos metros, y como si fuera poco, como consecuencia se cortó el suministro de luz. Estamos oficialmente a ciegas y la linterna de mi celular hace de reflector.

Entrando a una casa en Kibera
Entrando a la casa

Una vez que estamos los 4 metidos en el mismo cuarto, arranca mi seguidilla de preguntas liderada por una curiosidad abismal, pero créanme que es jodido preguntar. No está claro cuál es el límite y hasta dónde uno se puede meter. Después de una pregunta incisiva venía siempre una ligera y al paso para tantear el ambiente, así que veamos algunas de sus respuestas.

Instalaciones precarias en Kibera
Todo muy precario

La renta cuesta 50USD al mes cuando afuera pueden conseguir por 80USD, ¿vale la pena vivir en esas condiciones por ahorrarse tan solo 30USD al mes? Ellos hacen hincapié en que no solo es barato el alquiler, sino que lo mejor de Kibera es el costo de vida, viven con 2USD por día y de hecho pueden con esos mismos 2USD les alcanza para comer una comida entre 4 personas, es decir, 50 centavos cada uno.

Casas en  Kibera
El interior de la casa

Los sábados y los domingos juegan al futbol, un torneo interno que cuenta con mas de 20 equipos. Ellos trabajan fuera del Slum, y piensan tal vez algún día alojarse afuera del mismo, pero no es algo que les preocupe demasiado. Kibera, como la gran mayoría de las villas del mundo, se encuentra ubicada justo al lado de uno de los barrios mas pudientes de Nairobi, con un campo de golf que no se puede creer. ¡Que contraste!

Visitar Kibera
La cancha de futbol de Kibera

Su casa es mas bien un cuarto que debe tener 3×3 y tiene simplemente una cama grande, que pasa a ser chica si consideramos que en ella duermen 4 personas. Después tiene un pequeño sofá individual, una garrafa y un hilo para colgar la ropa. Una lámpara cuelga del techo y créanme que no hay mas. Los baños se encuentran fuera, y son compartidos.

 Kibera Slum
Adentro del cuarto con los chicos

¿Recomiendo ir a Kibera?

Creo que es una decisión muy personal. En todo momento me arrepentí, menos cuando salí. Con el diario del lunes es muy fácil hablar, la realidad es que se siente miedo, es bastante shokeante y no está para nada armado. Es una experiencia real, con todo lo que eso conlleva. Creo que está bueno hacerlo, meterse, tener un panorama rápido y salir. Lo dejo a criterio de ustedes. Yo lo hice el segundo día del viaje y creo que fue un error, tenía mucho mas por perder que por ganar, pero no dejen de aunquesea plantearse si vale la pena ir o no.

 Kibera Slum
La cama para 4 personas

Si quieren disfrutar de Nairobi, entonces salgan de acá y váyanse a ver el Centro de Jirafas y el Orfanato de Elefantes.

Author: Ramiro Cristofaro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.