Zaghouan – Un pueblo con un Acueducto de 132km

Si hay algo que no falta en Tunez son lugares turísticos de renombre, Hammamet, Susa, Djerba y el mismísimo Sidi Bou Said. Ahora bien, hay un centenar de rincones que aunque no tienen el mismo marketing resultan ser lugares apasionantes para que les demos una oportunidad, y este es el caso de Zaghouan. Salgámosnos del recorrido turístico por excelencia y conozcamos esta hermosa ciudad.

Las calles de Zaghouan

¿Qué hacer en Zaghouan?

1- Acueducto de Zaghouan – Cártago

¿Se imaginan ir manejando por la ruta y tener un acueducto que quiera compartir la ruta con ustedes? Esto sucede rumbo a Zaghouan, donde el Acueducto Romano parece compartir el terreno con la propia ruta y el paisaje se torna fascinante. Esta mega obra se construyó para llevar agua desde El Templo de las Aguas en la ciudad de Zaghouan hasta la zona de Cártago, lo que hace que se extienda por 132km, una barbaridad. Un detalle muy curioso es que el mismo acueducto va variando su altura, por momentos vamos a ver arcos inmensos y en otros vamos a ver arcos muy cerca del suelo, e incluso tiene tramos en los cuales se encuentran ubicados de forma subterranea.

Acueducto de Zaghouan - Cártago
Acueducto de Zaghouan – Cártago

2- El Templo de las Aguas

Ubicado justo debajo de un pico montañoso, en este lugar vamos a encontrarnos con los restos arqueológicos de este gran monumento. Se trata de un santuario-manantial semicircular que estaba dedicado a la fuente que proveía de agua a la gran Cártago. Acá es donde surge todo y dónde el agua comenzaba su gran recorrido. También se conoce a este lugar como el Templo de las Ninfas, una deidad menor femenina generalmente asociada a un lugar natural específico. Hoy en día vamos a encontrar una serie de arcos y unas escaleras que unen la terraza con el estanque de decantación. Volvamos a las épocas del Reinado de Adriano y visitemos este templo.

El Templo de las Aguas
El Templo de las Aguas

3- Calle Sidi Ali Azzouz

Esta es a criterio mío la calle más linda del centro histórico del pueblo de Zaghouan. Se trata de una calle adoquinada con portales de colores, muchas Santa Ritas y el famoso mausoleo de cúpula verde que junto al arco que cruza la calle nos avisa que estamos en el lugar indicado para sacar la selfie. De todos modos, no se limiten únicamente a caminar por esta calle, piérdanse por el casco histórico que es chiquito pero hermoso.

Calle Sidi Ali Azzouz
Calle Sidi Ali Azzouz

4- Café Kahouete Hosni

No es casualidad que siempre me guste recomendar un buen bar o un atractivo café, básicamente algún lugar lindo para descansar, tomar algo rico y transformarnos en observadores de todo lo que sucede a nuestro alrededor por unos minutos. Sin lugar a dudas el más auténtico de todos es este, en el cual sus pequeñas mesas se adueñan de una esquina y toman un callejón creando un ambiente alucinante.

Café Kahouete Hosni
Café Kahouete Hosni

5- Tomar agua en alguna de sus Fuentes.

Sería casi una traición irse de Zaghouan sin cargarse una botellita de agua directamente de alguna de sus fuentes callejeras. Es que claro, acá en la «Cuna del Agua» no se le puede cobrar a nadie por este servicio, así que no nos sorprendamos si vemos que hasta en un bar nos sirven agua traída directamente de la fuente. En la calle Sidi Ali Azzouz van a encontrar dos de ellas que están decoradas con mosaicos y en pleno funcionamiento.

Fuentes de Zaghouan
Fuentes de Zaghouan

Si van a estar recorriendo Túnez, no dejen de pasar por su inexplorada capital, la Ciudad de Túnez.

Author: Ramiro Cristofaro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.